Toxina Botulínica (rejuvenecimiento)

¿Qué es la Toxina Botulínica?

El Bótox®, o Toxina Botulínica tipo-A un tratamiento recomendado para eliminar o atenuar temporalmente las líneas de expresión que aparecen en el tercio superior del rostro: entrecejo, la región central de la frente y las “patas de gallo”.

¿En qué consiste?

En la Clínica de Estudios Universitarios somos conscientes de que cada paciente es diferente por eso nuestro equipo de especialistas personaliza el tratamiento y  cantidad de producto a aplicar, haciendo único cada tratamiento para obtener el resultado deseado por el paciente.

Aún así, además de esta personalización nuestros doctores siguen minuciosamente los protocolos y parámetros con más alta calidad para conseguir los resultados más naturales posibles.

El tratamiento se lleva a cabo mediante pequeñas inyecciones en el músculo con una aguja muy fina.

  • Antes de comenzar el tratamiento, se le aplica al paciente una crema anestésica en la zona que se quiere corregir. No se utiliza anestesia local porque al aplicarse impediría que la aplicación del Bótox fuera óptima.
  • Cuando la anestesia ha hecho efecto, se marca y se delimita la zona que se va a tratar.
  • Se calcula la dosis de toxina necesaria para conseguir la relajación muscular (las dosis se miden por unidades) y se aplica a cada zona la cantidad justa para que el tratamiento sea efectivo.

En qué zonas se aplica el Bótox

El tratamiento de rejuvenecimiento facial con Bótox se puede realizar en distintas zonas del rostro.

Bótox en el entrecejo y patas de gallo

Para difuminar las arrugas causantes del envejecimiento de la mirada, se aplican las inyecciones en la zona del entrecejo y en las “patas de gallo”.

En el entrecejo se aplican dos inyecciones en cada músculo corrugador y una en el músculo procerus, que son el nombre de los músculos responsables de fruncir esta zona.

Para las “patas de gallo”, se realiza un marcaje en forma de triángulo, poniendo especial cuidado de no inyectar la toxina dentro de la órbita de los ojos.

Bótox para corregir los párpados

En la zona más externa del párpado superior, debajo de la terminación de la ceja y justo encima del borde orbitario, se realizan dos infiltraciones para evitar la contracción del músculo.

Bótox para corregir el “código de barras”

Antes de comenzar con el tratamiento de esta zona se realiza un marcaje de las arrugas, de los surcos comúnmente conocidos como “código de barras”.

Cuando sabemos con total seguridad donde vamos a actuar se procede a la infiltración con mucho cuidado para no provocar asimetrías inyectando la misma cantidad de toxina en cada zona.

Resultados

Los resultados  empiezan a notar en las siguientes 48-72 horas siendo a los 10 ó 15 días cuando tendremos el máximo resultado.  Es un tratamiento reversible y tiene una duración de 5 a 6 meses, tras los cuales la toxina se elimina por completo. Respetando éste intervalo el paciente podrá repetir el tratamiento con la tranquilidad de que su cara conservará toda su expresión y rasgos faciales.


Pedir cita