PRP

prp plasma rico en plaquetas

¿Qué es el PRP o Plasma Rico en Plaquetas?

El tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas es uno de los tratamientos más efectivos en rejuvenecimiento y antiaging facial. El PRP es una técnica que permite aislar y utilizar los factores de crecimiento (proteínas) presentes en la sangre del paciente para potenciar, acelerar y estimular la regeneración de los tejidos. De esta forma conseguimos una atenuación de las arrugas y un aumento del grosor y tersura de la piel. Con ello se logra que la piel tenga un aspecto más joven.

En la Clínica de Estudios Universitarios somos expertos en la realización de esta técnica en rejuvenecimiento facial. Además, tenemos una amplia trayectoria en el sector de la belleza y la medicina estética.

¿En qué consiste el tratamiento?

 El tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas se lleva a cabo en tres pasos:

  • Extracción de sangre: se desinfecta la zona donde se va a realizar la extracción, preferiblemente del antebrazo. Se coloca previamente banda elástica para restringir la circulación venosa y así facilitar la extracción. Una vez obtenida la muestra, se retira la banda elástica antes de retirar la aguja para restablecer la circulación.
  • Centrifugado: una vez obtenida la muestra se procede a su centrifugación a 2800 – 3100 rpm durante 9-10 min. Al finalizar la centrifugación tenemos ya la muestra preparada para su activación e infiltración en el paciente.
  • Aplicación del PRP: el PRP se puede inyectar a nivel intradérmico mediante microinyecciones, donde abundan las células funcionales de la piel, las cantidades sobrantes de PRP se pueden inyectar a modo de nappage en la epidermis para estimular las células epidérmicas. La zona a tratar y la profundidad depende de la necesidad del paciente.

Resultados

Después de cada sesión con plasma rico en factores de crecimiento, durante unos días, el paciente nota la piel más tersa y con un ligero efecto lifting. Los resultados definitivos del tratamiento comienzan a apreciarse a las 24 horas, mejorando progresivamente con cada sesión en la atenuación de las arrugas aumento de la tersura de la piel. Es un tratamiento que se puede realizar a nivel preventivo a partir de los 35 años para ralentizar el proceso de envejecimiento y a partir de los 45 años con fines regenerativos y correctivos.


Pedir cita