Peelings químicos (manchas)

¿Qué es un Peeling Químico?

Las manchas faciales son un problema que cada vez preocupa a más mujeres. Antes de iniciar cualquier tratamiento para este problema, en la Clínica de Estudios Universitarios realizamos una exploración de la zona manchada para poder realizar un diagnóstico de la mancha y su grado. Esto nos permitirá evaluar si el tratamiento de peeling químico es efectivo en este caso.

Uno de los tipos de manchas más comunes es el melasma. Se trata de una coloración oscura que suele aparecer en mujeres jóvenes. Se localiza más frecuentemente en áreas de la cara expuestas al sol, especialmente en las mejillas, frente y labio superior. Su aparición puede deberse a diferentes factores: solares, hormonales, genéticos, nutricionales…

Existen distintos grados o tipos de melasma, dependiendo de la profundidad de la lesión. Cuanto más superficial sea, mejor responderá el tratamiento.

¿En qué consiste el tratamiento?

El peeling es un tratamiento indoloro que se aplica a nivel superficial.

Se trata de un tratamiento de aplicación en diferentes capas dependiendo del tipo de ácido que sea (2, 3 capas..) con un intervalo de tiempo determinado entre capa y capa.

En la consulta nuestros doctores valoran al paciente para determinar su tipo de piel y pigmentación, lo que permitirá realizar un diagnóstico correcto del peeling que mejor le conviene. Antes de realizar un tratamiento médico estético con un peeling químico, se realiza una limpieza profunda de la piel. Después, dependiendo de la necesidad del paciente y tipo de piel, se le aplica el ácido y se deja actuar el tiempo preciso. Los ácidos provocan una sensación de picazón en la piel que desaparece en unos minutos, cuando se neutraliza el ácido.

Si la picazón es excesiva, el paciente puede avisar al profesional de la Clínica de Estudios Universitarios para que retire el ácido y pueda aplicarle una mascarilla calmante.

A los dos días se produce una descamación de la piel, fundamentalmente de la capa externa que acumula las células muertas entre otros elementos de desecho. Dependiendo del tipo de peeling es posible que la descamación venga un poco después y con mayor o menor nivel de descamación.

Después del tratamiento es muy importante que el paciente se aplique crema hidratante abundante para mantener el equilibrio hidro sebáceo de la piel.

Resultados

Según el ácido utilizado en el peeling, el grado de exfoliación obtenido será diferente.

En las manchas cutáneas, suelen ser necesarias entre 6 y 12 sesiones de peelings despigmentantes y los resultados empiezan a apreciarse a partir de la tercera o cuarta sesión.

Desde la Clínica de Estudios Universitarios recomendamos realizar 1 o 2 sesiones anuales de este tratamiento para mantener el rejuvenecimiento de la piel.


Pedir cita