Hilos mágicos

hilos mágicos

¿Qué son los Hilos Mágicos o Hilos Tensores?

Gracias a sus propiedades de generación de colágeno y de reposición de la masa facial, los hilos mágicos son uno de los tratamientos estrella de rejuvenecimiento y antiageing.

Los hilos tensores están fabricados con polidoxanona (PDO) o ácido poliláctico. Ambos son materiales biocompatibles y reabsorbibles por el cuerpo humano, que estimulan la producción de colágeno, la cicatrización y revitalización de los tejidos.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento de hilos mágicos (o tensores) se realiza mediante pequeñas inserciones en la piel donde generan una fibrosis a su alrededor. Así se induce el autolifting biológico. Los hilos tensores actúan guiando al colágeno de la piel para que llegue a aquellas estratéticas donde queremos porque presentan una mayor flacidez.

Es un tratamiento no invasivo, indoloro y rápido.

La sesión suele durar 30 minutos y el número de sesiones depende del paciente y características y necesidades de su piel.

Resultados

Pueden aparecer pequeños hematomas tras la sesión, que desaparecerán al cabo de varios días. Es a partir de la tercera semana cuando se empiezan a notar los resultados reales del tratamiento, mejorando progresivamente hasta el tercer mes.

El número de sesiones a realizar dependerá de las características y edad del paciente aunque es recomendable realizar una sesión de seguimiento para que los especialistas de la Clínica de Estudios Universitarios puedan evaluar los resultados obtenidos y pautar una segunda sesión en caso de que sea necesario.

El efecto de los hilos tensores se puede prolongar de 12 a 18 meses, dependiendo del paciente.


Pedir cita